RSS Feed

25 de marzo de 2008

comenzar y terminar...



El día siempre comienza igual: un duchazo para despertar, una manzana con yogurt llevada a la boca con prisa, media hora para el maquillaje, sólo diez minutos para calzarse. Ese es mi comenzar de siempre, no dudo en el desayuno pero sí en el tipo de peinado; intento vestirme para estar in todo el día, pero me angustia que mi aspecto vaya en contra del clima; reviso dos veces mis llaves y teléfono en el bolso pero sólo me basta una ojeada para estar segura de que hay suficiente gloss en mis labios.
Me encantaría que el día terminara igual, con un montón de tonterías que sólo le exigen trabajo a dos neuronas. Me gustaría quitar mi maquillaje pensando en mi cara lavada y no en los amigos que dejé por seguir en la oficina; quitar mis zapatos revisando el pedicure y no tratando de darle un giro a ese futuro que parece no llegar; desearía lavar mi rostro, mirarme al espejo y revisar el par de arrugas nuevas, pero como siempre, termino pensando en lo diferente que soy cada día y lo mucho que amo en lo que me he convertido. Desearía tomar mi café nocturno y saborearlo sin prestarle atención a esas palpitaciones que gritan que me estoy haciendo daño; mirar por la ventana para ver las luces de los coches y lo lindo de la ciudad y no pensar en algunos conductores que seguramente están ebrios y se ensartarán en la esquina.
Me gustaría terminar el día tal como lo comienzo: con un par de neuronas funcionando y preocupada por mi pelo. Pero no, no es lo mío. Mi hora de filosofar llega cuando abro la puerta para entrar a casa; cuando preparo ese café delicioso; en el momento en que dejo mis zapatos que me hacen lucir bien y me calzo algo feo pero cómodo; cuando estoy frente a mi libro favorito y digo “hoy fue un día redondo, con más aciertos que tropiezos”. Y afortunadamente, sin saberlo, olvido por completo el glamour y me convierto simplemente en lo que soy.
pd. ¿ven cómo los blanqueadores dentales funcionan? Mis dientes lucen más blancos que en los comerciales de Crest jajaja... (extraño mucho mi pelo largooo)

8 dicen...:

Juan Carlos Toledo dijo...

Jajajajjajaaa...

Kukina, finalmente terminas filosofando, pero reaaaalmente - en letras chiquitas - terminas banal (en el escrito). Que chistoso dirían por ahí jajajajajaaa...

En fin, Kukina del mal, tú eres todo, menos banal, excepto por el pequeño trozo que te corresponde por el simple hecho de ser mujer, como dijo la filósofa D´alessio "Porque soy..." jajajjaaa...

Que bella es la banalidad en las mujeres... aunque a veces nos afecta demasiado a los hombre... porque nos gusta re-harto... Por eso nos llevamos cada trancazo que pa qué te cuento.

Bueno... ya me fui...
Te quiero Kukina.. logramos el objetivo ujuuuuu...

Atte... J.C.

Anónimo dijo...

Daaaaaalia:

Ke padre escribes... creo que te lo he dicho ya un millón de veces, pero no importa, me gusta y ya.
Además de que conozco muchas cosas de tí que me agradan y en muchas me parezco a ti, tal vez sea por la coincidencia de ser mujeres o por las ciecunstancias que vivimos, sea como sea me gusta mucho leerte.
Kuidate un chorro y aki seguimos al pendiente para lo ke sea.

*Diana

*alεida* dijo...

¡Daliaaaaaaaaaaaaa!

Hoy ando un poco seca del cerebro y como que no tengo idea de qué decir... jajajajajaja

¿Así o más boba? Creo que estoy en mi momento bobo y mis neuronas no quieren hacer sinapsis, pero bueno, espero que en un rato más vuelvan a su estado normal, jajajaja

Te mando muchos saludos!!

Beibi, te quiero, uhooooooooo!

*aleida!*

Dalia María dijo...

Mi estimadísimo Juan Carlos: a mí también me gusta esa banalidad de la que hablas... si fuera profunda todo el tiempo ni yo misma me soportaría jajaja. Y bueno, eres de los pocos que han tenido la oportunidad de conocerme tal como soy, incluso con cara lavada y zapatos feos pero cómodos. Mil gracias por atreverte a hacerlo..

josé gamboa dijo...

hola amiga !!!
soy el del metroflog guerrero17
jaja

oye esta fabuloso tu blog,muy lindo y es estupendo todo lo que escribes.

me encantaria platicar alguna vez si el tiempo te lo permite,te dejo mi msn por si me quieres agregar: gamboa_13@hotmail.com

bueno me voy,cuidate muchisimo

bye !!!

Kal dijo...

jeje sigo creyendo que es una ventajota de ser hombre, el no tener que maquillarte!!

Thalía Palacios dijo...

Daliaaaaaaaa..!!!

Qué padre escribes de vdd!!me gusta muucho leer tus publicaciones!! ;)

Nos vemos pronto por Saltillo.!! y presume esa sonrisa que Crest no pudo mejorar por todos lados ok.?? jejeje...

Cuídate muucho!!

.: Bye...

W dijo...

No sé si yo tengo un problema o qué, pero mi día parece que no termina nunca.... ni cuando duermo dejo de pensar en el trabajo, en mis artículos, en la próxima columna.
Mi trabajo me consume, pero me encanta, quizás por eso - solo por eso - no me he cambiado de laburo.
Trabajo más de doce horas diarias y aun así sigo siendo feliz... eso sí... tengo que cambiar algunas cosas para ser aun más.
Saludos.