RSS Feed

23 de septiembre de 2008

gustos comunes...


Siempre he tenido una extraña fascinación por las cortinas. Me gusta verlas, adivinar cómo es que las hicieron, cómo se sostienen, qué fin persiguen, si taparán la luz o sólo adornarán el interior...

Pero he descubierto que mi interés no está en las cortinas, ni en las telas, ni en la luz que se pasa a través de sus tejidos. Lo interesante que se esconde tras ellas son las ventanas, esos huecos que permiten ver lo exterior desde nuestro espacio privado... 

Tal vez es simple voyeurismo, ese placer de observar algo sin que la otra parte se entere, ver sin ser visto. La vida afuera siempre tiene un algo que nos hace observarla... las personas desconocidas que ríen, las hojas que mueve el viento, la lluvia que cae sin pretexto alguno, el auto extraño que se estaciona de pronto y sin pedir permiso...

Me gustan las ventanas, acostumbro ver llover a través de ellas... observar las flores de bugambilia mientras lavo los platos en la cocina... ver el árbol del vecino y las fachadas coloniales que están próximas a la oficina...

Definitivamente, quiero una casa con ventanas grandes.. ¿y las cortinas?... las cortinas vendrán después...

Feliz inicio de semana!!!

10 dicen...:

Javo® dijo...

jajja la inercia de voltear a ver al pasar por una ventana...
a mi me gustan las ventanas grandes... por donde puede entrar la brisa... y la suficiente luz natural como para no usar demasiado la electrica (no, no es que sea codo.. es solo que me gusta mas la luz natural...)

jaja eso de "las cortinas vendran despues" creo que depende de que es lo que quieres que no vean... hahhaa....

chido lunes de cine (aunque no puedo ir... =(... nos vemos de rato!!
portate mal y cuidate bien

hasta!!

Randy dijo...

"Las cortinas vendrán después"
Yo me tardé más de un año en poner cortinas a mi departamento
Y fue particularmente educativo enterarme que las cortinas no vienen incluidas con la casa!
hahaha

Un abrazoo

Said dijo...

Yo creo que acá todos tenemos nuestras ventanas (blogs) y de alguna manera todos somos vouyeristas (o como sea que se escriba).

Besos!

Anónimo dijo...

Dalia:

Nunca había pensado en las cortinas, supongo que algún día, cuando tenga mi propia casa, lo tendré que hacer, por lo pronto sólo voy a disfrutar de las que eliga mi madre.
Y en la office de las persianas impersonales que cubren el enorme ventanal frente a nosotros.
Cuidate mucho siempre! Sabes ke aki ando (a un lado tuyo) para lo ke sea...

Saludos
*Diana

Anónimo dijo...

yo acabo de comprar unas nuevas para mi recámara... son lindas pero prefiero tenerlas abiertas.

y mi ventana es grande, también me gustan las ventanas grandes... me gusta sentarme frente a ella y ver la lluvia caer, las estrellas del cielo brillar en una noche clara o las nubes moverse rápido.

y también me gustan las del alma... las ventanas!

te quiero, Dali!

dëB*

Iconoclasta dijo...

a mi igual me encantan las ventanas...frente a mi comedor tengo una ventana con vista a una laguna y cuando me siento a comer nada me gusta mas que hacerlo con esta vista al frente, cuando amanece se llena de aves y por las noches las luces de las casas del otro lado se reflejan en sus pequeñas olas mientras ceno.

en cuanto a las cortinas, lo que si adoro es que sean oscuras porque me encanta dormir en la penumbra o cuando las cierro no quiero que pase nada de luz..y no es porque piense hacer nada malo dentro.

santo dijo...

jejeje a mi una casa sin cortina es como andar en choninos por la calle la gente se entera de tus movimientos pero.... si son persianas mejor las dejas a 3/4 y medio ves pero una casa sin cortinas es una casa no habitada pienso yo. y si me gusta cuando duermo tener las persiana completamente cerradas que no entre luz y no porque vaya hacer cosas malas ehhh asi como dice el iconolcasta
saludos

Dalia María dijo...

Javo:
Sí, la brisa por las ventanas se siente rica... y la luz... las ventanas me gustan, mucho mucho... un abrazoo!! feliz jueves de pastel en Soriana!!! y gástese sus puntos porque sólo tiene hasta el 31 de octubre...

Randy:
Jajajaja y podías vivir así??? yo soy una fanática de las cortinas, ventana que veo ventana que le elijo cortina... creo que es un chip de cortinero que me lo pusieron por error jajaja... un abrazooooooooo!!!

Said:
Cierto, y nuestras mediaciones vendrían a ser las cortinas, esos filtros que a pesar de todo no nos dejan mostrarnos de manera totalmente transparente. En fin, se hace lo que se puede, no?? un abrazoooo!!!

Diana:
Si, pienso igual que tú, las persianas en la oficina son impersonales, sólo existen y ya... un abrazoooo!!

Deb:
Las ventanas del almaaa!!! los ojos?? si, creo que dicen eso de los ojos... en ese caso también me gustan... un abrazooooo!!!

Iconoclasta:
Un lago!! qué bonitoo!! yo quisiera una casa así, con un lago frente a una ventana... qué envidia te tengoo!!! jajaja
un abrazooooo

Santo:
Te gustan las persianas?? yo me quedo con las cortinas, creo que pueden tener más sentido afectivo jajaja... un abrazooo

Jorge Ampuero dijo...

Buen post. Metafóricamente puedo decir que nuestro corazón es una casa con dos ventanas que empiezan en nuestros ojos.

Saludos...

Randy dijo...

Pegué mantas con tachuelas, hasta que me alcanzó para comprar cortinas
hahahaha