RSS Feed

7 de mayo de 2009

Los otros...

Pasaron los días santos, la Pascua ya está aquí... todo igual... las mismas celebraciones, los mismos dogmas, el mismo calor, los mismos pensamientos extraños en mi cabeza. Mis creencias me hacen flagelarme y pensar en esas heridas que "causo" todos los días en ese crucificado que cuelga de la pared. Afortunadamente El ya no sufre, sólo está allí de ejemplo para que no lo niegue cuando alguien me cuestione, o simplemente para que sólo dé amor en lugar de bofetadas. Desgraciadamente no todos tienen la misma suerte de estar colgados, hacer milagros y ser benevolentes con el resto del mundo. Día con día nos topamos con personas que sufren por los pecados de otros, la comprobación de esa teoría que dice "una hoja que cae modifica al mundo".

Mi padre se despertó tarde, algo que me sorprende. "Está triste", dice mamá, "Bravo (Manuel) vendió sus vacas y ya no trae la leche, tu papá no tiene a qúé salir". Manuel Bravo y papá son amigos desde siempre, cuando nací ya lo eran. Él compró un rancho, vacas y aprendió el arte de hacer quesos y esas cosas. Todos los días, a eso de las diez u once de la mañana, detenía frente a mi casa su carreta (algo que le daba ese toque pueblerino al lugar donde nací). Papá salía a comprar dos litros de leche, lo que originaba una plática de casi dos horas. No había nadie más que lo hiciera disfrutar tanto de una plática, un hombre de casi 80 años como mi padre ya no conserva amigos vivos. La crisis los ha separado. De mantener a duras penas algunas vacas y alimentar a su familia, Manuel Bravo optó por lo segundo. Papá no tiene opción, la leche Lala ahora está en el refrigerador pero esa no tiene interés en darle aliento.

*********

Cuando la saludé pensé que me diría que era mentira, que todo era normal y que su boda iba a estar espectacular en poco más de un mes, es más, esperaba un regaño por no llamar en varios meses para reportarme. Pero se derrumbó ante mí. Su novio desapareció en febrero y lo encontraron calcinado días después. Era cierto. Mi amiga era una novia que ni siquiera alcanzó a ser viuda. Lo que pasó era poco probable, pero probable: el hombre en cuestión era teniente o algo así de un grupo militar, pero a pesar de eso es algo no esperado. Había mil planes que se quedaron en intentos, sólo quedan recuerdos felices, los tristes se mencionan poco. Tan pronto me habla del funeral como del pastel de bodas, o la fotografía que "piensan tomarse" como recuerdo, eso me indica que las cosas no están bien. A pesar de todo ella se recrimina, y cree que lo sucedido es un castigo. Si se diera cuenta que es víctima de un precario sistema judicial quizá en lugar de llorar ya hubiera asesinado a unos cuantos que se dicen estar trabajando "en eso".


El crucificado en la pared ya no es víctima de nuestros desaciertos. Quien resulta dañado siempre es el otro, el que se queda solo, quien tiene que desprenderse de lo que tiene para seguir viviendo con dignidad, la señora que se queda sin sopa para que sus hijos crezcan... esos son los crucificados hoy, pero al contrario de lo que dice la Biblia donde un grupo numeroso de personas sacrificó a Jesús, tal parece que hoy los pecadores son unos cuantos, ¿cuándo nos llegará la tan ansiada Pascua?


Saludos a todos!!! Ojalá dejen de ser tan esporádicos mis posts jajaja

7 dicen...:

Lucyazul dijo...

lamentablemente las cosas buenas terminan, es triste pero así es, uno hace planes de mil cosas y terminas haciendo solo un 1% de los planes.
dá rabia como personas que no lo merecen están bien y los que hacemos todo para merecerlo no lo estamos.
odio con todas las ganas a esas personas, no es envidia es solo falta de justicia.
personas como cristina, ya con 4 hijos y aun asi se deshace de una. y yo n cambio, queriendo tener una familia grande me lo impide mi salud.

pero que más dá quejarme , tengo que aceptarlo y agradeer por lo que tengo ... en fin de cierto modo tenemos que ser conformistas.

Javo® dijo...

con razon casi nos inundamos el viernes!!! jajjaja...

espero que tus post sean mas frecuentes... ya sabes que me gusta requeteharto leerlos (aunque a la mayoria no les entiendo... jajja)

anyway... que chido que te diste una oportunidad de postiar...

btw... los martires del nuevo siglo, ya no necesitan sangrar ni morir quemados en una hoguera con una multitud gritando improperios... los tiempos cambian... los tiempos cambian...

hasta!!!

Said dijo...

Venga...

Pues esto según debe pasar, no? Pero siempre dicho que hay maneras... "no así" suena en mi cabeza...

Afortunadamente dejé de esperar la pascua y me pongo a chambiar, (que conste que no por decepcióm sino por convencimiento), yo ya no creo.

Besos!

ilich dijo...

ojalá dejen de ser esporadicos, porque son buenisimos.

te mando un abrazote, me dejas reflexionando y sonriendo, de alguna manera.

*αleidα v* dijo...

Órale!
Tiene razón Lucía, las cosas buenas terminan, pero creo firmemente que siempre vendrán otras que nos brinden una especie de felicidad diferente.

Es triste lo de tu papá y más lo de tu amiga, sin embargo, estoy segura que la vida tarde o temprano los compensará!

Te mando un abrazote y me dio mucho gusto verte ayerr!!

Anónimo dijo...

como siempre, me sorprendes. Gran entrada.
Espero mi abue lo supere pronto.
Saludos Dalia.

aTte
aRa

Anónimo dijo...

Yo ni sabía que el señor había vendido las vacas. Pero ni modo, nadie es eterno. Y si así fuera que miedo.