RSS Feed

15 de octubre de 2007

vivir...


La vida nos llega de pronto, nos despierta, nos hace respirar de manera obligada. Sacarnos de las zonas de confort es su especialidad; tan pronto como te ubicas en un lugar seguro para tomar aire, la vida te jala de los cabellos y te muestra que vivir no es tan sencillo. Dormir no significa descansar, sólo es el anuncio de que la mañana se aproxima y nos hará presa de mil situaciones, la mayoría adversas. Dicen que no hay mal que por bien no venga, pero también es cierto que los bienes no son eternos, y algo aparecerá indudablemente a despertarnos de la risa que aliena y nos aleja de quien sufre. Las lágrimas que empatan con la risa anuncian su despedida, el dolor de las quijadas posterior sólo nos recuerda que la felicidad se une al dolor siempre... como el otoño al invierno…


No hay que fiarse, las felicidades siempre están en empaques pequeños; y quien cree que compró una tonelada ha sido víctima de un espejismo que se disolverá al poco tiempo; y a pesar de que esa pequeña felicidad llegue y se termine pronto, si guardamos la envoltura podremos recordarla, y revivirla justo cuando la vida nos obligue a respirar.

3 dicen...:

*alεida* dijo...

¡Dalia María Alejandra del Señor!

¡Holaaaaaaaaaa!

Está muy bonito lo que escribiste, me dejó sin palabras... Sobre todo el final está muy padre, muy cierto...

Creo que yo me declaro coleccionista (aparte de canciones, jajaja) de esas envoluturas que "inmortalizan" esos recuerdos que valen la pena ser llamados así...

En fin, te mando muchos saluditos!

*aleida!*

P.D. Me gustó mucho tu "nuevo" blog, jajajaja, se ve muy bonito

P.D.2 Adivina a quién me encontré hoy en Parisina... noooo, a ese monigote noooo, jajajaja, me encontré con Joel, que allí está trabajando y le dije que tenemos pendiente lo del corto... A ver qué sale! jajajaja

Anónimo dijo...

Daaaaaaaaaalia:

Me gusta tu nuevo blog, pero como todo lo nuevo en la vida es un ajuste, asi que tardare en adapatarme a él y una vez que lo haya hecho lo volverás a cambiar y así es con todas las cosas. Todo es un ciclo, algunos más grandes que otros, pero a fin de cuentas ciclos. Y hay que aprender a vivir con ello y aprender a cerrarlos para no quedarse estancada en los mismos.
En fin, ya son muchas reflexiones para el inicio de semana, y eso que aún ando dormida...jejeje...
Saludos

Diana

P.D. Ya no leas tanto de canibalismo, no se te vayan a antojar luego tus compañeras de trabajo... jejeje ntc...

Ara dijo...

cuanta razon llebas daliaaa
muy buen artikuloo

y tambien muy bien el diseño
ahora si te excediste jejeje
me gusto muxo si k siii

te sigo leiendo ia sabes
bye