RSS Feed

6 de agosto de 2007

la pérdida....


La vestimenta es perfecta. El peinado tiene el volumen indicado. Los zapatos… los zapatos son bonitos, quizá un tanto casuales para la ocasión, pero bonitos.

Amenaza lluvia, pero lejos de este lugar. Lo más probable es que caiga una tormenta en las colonias de la parte alta de la ciudad, incluso ya deben estar padeciendo de la torrencial lluvia. Las nubes grises con sus sonidos estruendosos a causa de la electricidad se ven en el horizonte.

Caen dos gotas grandes, una de ellas se refugia en el busto escaso de quien camina generando una sonrisa apenada en la víctima. Otra gota más allá… saca su paraguas… no hay que arriesgar la buena imagen, un peinado con volumen no puede dejarse ganar por una lluvia escasa.

De pronto cae el chubasco… es algo maravilloso. La calle se ve gris por el agua que cae del cielo. La gente corre, y sin embargo, no se ve mucho peligro. Es extraño. La lluvia no parece caer de arriba abajo; el viento genera remolinos de agua, las gotas son tan pequeñas que no duelen al caer sobre el cuerpo, la lluvia es un ser revoltoso en la ciudad que alborota el pelo de quien corre y voltea los paraguas de los prevenidos.

Pero la realidad es otra. Hay una ceremonia que espera la presencia intachable de quien camina. Se refugia en el alerón de una tienda a escasos cien metros de la meta. El paraguas apenas sirve para cubrir el pelo que con tanto esmero trató la secadora, es lo único que puede protegerse ahora.

Los fantásticos remolinos de lluvia que eran maravillosos, hoy son quienes mojan la ropa antes perfecta. No es posible resguardarse, el pantalón escurre y el pelo apenas mantiene un poco la forma original. Qué mas da… falta muy poco para llegar al destino, quizá vale la pena arriesgarse para estar a tiempo en el evento. Más vale estar puntual a llegar tarde con excusas que de tan comunes nadie las toma como ciertas.

La lluvia le voltea el paraguas, el pelo termina por estropearse… hay que cruzar la calle, está convertida en un arroyo que corre buscando una salida… el agua es turbia… hay coches que pasan… el viento y la lluvia no cesan y están furiosos.

Sólo hay un segundo para pensar… se levanta el pantalón hasta las rodillas… y la duda es pasar con o sin zapatos… esos zapatos bonitos y casuales que se mojaron desde las primeras gotas… con zapatos es la decisión final, es mejor seguirlos mojando que sufrir un accidente mientras se tiene contacto con objetos insalubres y agua turbia…

El agua es fría… tiene al menos veinte centímetros de profundidad… la corriente es fuerte, seguro que si resbala será arrastrada diez metros antes de poder levantarse. Justo antes de llegar a la acera, la fuerza del agua logra zafar un zapato. La sorpresa, asombro y desesperación se ven reflejados en el rostro de quien cruza. Salva el otro zapato e intenta ir tras el náufrago… pero lo ve alejarse como si fuera un ave que escapa de la jaula y es feliz.

Los coches vienen y hay que llegar ya a la acera… sube a la banqueta descalza… con el zapato en una mano y el paraguas y la bolsa en otra. El cabello ahora es un caos, el pantalón duró muy poco detenido en las pantorrillas… el viento y la lluvia siguen atacando con fuerza…

Después de la odisea llega a su destino… descalza, con una excusa más que creíble y un aspecto de indigente digno de concurso… pero a tiempo… quien diría que la responsabilidad puede llevar a la pérdida de la elegancia y un zapato… quien diría…

TITULAR DE RCG NOTICIAS:
Una jovencita muere al ser arrastrada por la corriente de la lluvia del viernes.

...(al menos yo sólo perdí un zapato)...

3 dicen...:

*alεida* dijo...

¡Dalia María Alejandra del Señor Sol!

Pues si, la lluvia se llevo muchas cosas con ella, entre eso, tu zapato, pero más vale que haya sido él a que fueras tú... imagínate! no, no no!

En fin, me gustó mucho, como todo lo que escribes!

Te quierooooooo!

P.D. Que no era él el del domingo, entonces, quién era? .... quién sabe! :O


*aleida*

Ara dijo...

^^ juer k fuerteeee
segun comentas estubo muy furioso el ambiente por aia, ps lo bueno k aki andas contandonos lo sucedido
sales ai tamos Dalia
bae

dëb* dijo...

jajajajajaja

no es burlaaaaaa, ehhhhhh!!!

pero lo leí y no pude evitar que una sonrisa se dibujara en mi rostro al recordar el tuyo narrándonos la odisea!

cuídate de las tormentas!!